El sabor del mango es una de las pocas frutas que podemos considerar ‘’polifacéticas’’, es decir, que queda perfecto en muchísimos platos. Así que hoy os traemos algo distinto, un postre que sin duda os va a gustar tanto que acabaréis repitiendo: ¡el flan de mango, y encima, sin azúcar! Este gran postre destaca por su textura consistente y cremosa.

Con la receta de este postre tan increíble buscamos salir de lo tradicional y aportar a nuestros comensales algo exótico, difícil de olvidar. Además, cabe destacar que es una receta muy sencilla, no tiene ninguna complicación.

Dada esta pequeña introducción, queremos aclarar que el contenido calórico de este flan ronda las 150kcal.

Ingredientes para 6 flanes:

 

  • 350gr de mango Marielita ya troceado
  • 50ml de leche desnatada o de almendras
  • 200ml de nata líquida (si queremos que sea un poco más ligero, es preferible que sea vegetal)
  • 6 láminas de gelatina neutra o unos 15gr en polvo
  • 5-10gr de estevia granulada o edulcorante
  • Unas gotas de extracto de vainilla
  • Caramelo sin azúcar para el posterior emplatado (opcional)

 

Preparación:

  1. Pelamos y cortamos el mango, lo ponemos en una báscula y nos quedamos con 300gr, los cuales pondremos en un cazo a fuego medio con la leche. Le añadimos el edulcorante y se cocina hasta que veamos que la consistencia es bastante blanda y la leche queda de color amarillo.
  2. Una vez obtenido ese resultado, retiramos toda la mezcla y lo ponemos en la batidora. El objetivo es conseguir un tipo de batido que sea homogéneo.
  3. Ahora procedemos a poner la nata en un cazo a fuego medio y añadimos la gelatina, previamente hidratada. Una vez en el cazo, procederemos a remover hasta que se disuelvan.
  4. Una vez hecho esto, procederemos a poner la nata con gelatina en un recipiente en el que todo el puré de mango que hemos obtenido al pasarlo por la batidora, lo integraremos con un utensilio de cocina, como puede ser una espátula. Para que se consiga la textura del flan, lo ideal es que no queden burbujas.
  5. Perfecto, ya tenemos toda la mezcla lista. Ahora procederemos a decorar los vasos en los que estarán los flanes. Preparamos un poco de caramelo con un par de cucharadas de agua y bañamos fondo y laterales del recipiente. Este paso es opcional, en el caso de que se haya elegido poner un poco de caramelo.
  6. Vertimos la mezcla en los vasos y lo dejamos enfriar en la nevera durante unas 4 horas.

 

Y así de sencillo es preparar este postre tan original, tendremos el típico flan, pero con un sabor y una textura increíble.

Si realizáis esta receta, ¡no dudéis en compartirlo con nosotros!

#SiEsMarielitaEsBueno