Se acerca el verano y es normal encontrar por internet dietas milagro o la famosa operación bikini que te prometen llegar a tus objetivos en tiempo record. No te dejes engañar por este tipo de dietas y consejos, ya que pueden llegar a comprometer tu salud y fomentar una mala relación con la comida, lo cual es muy peligroso.

Si este invierno has subido algunos kilos y te preocupa tu imagen, solo tienes que llenar tu nevera de alimentos naturales. Consume muchas frutas y verduras y realiza ejercicio físico, será suficiente para recuperar tu figura.

Hoy desde Marielita, os hablamos de un saludable y refrescante alimento que os puede ayudar a sentiros más ligeros y deshinchados: La piña.

La piña es una fruta de origen tropical, famosa por sus propiedades diuréticas y sus beneficios para la salud. Pero, ¿Por qué se recomienda tanto el consumo de piña en dietas para bajar de grasa? La razón de esto, es que la piña es más de un 80% agua, solo aporta 55 kcal por cada 100 gramos. Además, tiene un alto contenido en fibra insoluble y está llena de vitaminas y minerales.

Algunos de los beneficios de esta exótica fruta son:

  • Diurético natural, ayuda a eliminar líquidos y toxinas del organismo.
  • Mejora el aspecto de la piel y ayuda a combatir la celulitis.
  • Ayuda a la absorción del hierro y protege las células del daño oxidativo gracias a la vitamina C.
  • Su contenido en agua ayuda a mantener una correcta hidratación.
  • Contiene bromelina, enzima que ayuda a descomponer las proteínas y facilita la digestión.
  • Su fibra insoluble regula los niveles de glucosa en sangre.

 La mejor forma de consumir la piña para aprovechar todos sus beneficios es al natural. Su mezcla de sabor ácido y dulce le dan mucha versatilidad para incorporar en recetas saladas y dulces. Prueba a añadirla a tus ensaladas, smoothies, macedonia de frutas…