Te encanta el aguacate, lo consumes a diario….pero ¿cómo puedes saber si un aguacate está listo para comer?

Una duda muy frecuente entre los amantes de los aguacates es cómo saber que un aguacate está en su punto óptimo de maduración. Seguro que alguna vez te has encontrado en la situación de abrir un aguacate y que estuviera muy duro para consumirlo. O por el contrario, abrir un aguacate y que este pasado y con matices negros en su carne.

Hoy en Marielita os damos algunos tips para saber si un aguacate está maduro y que así puedas elegir bien en tu frutería de confianza. Aprovechamos para recordaros que somos expertos maduradores, por lo que nuestros aguacates se comercializan en las mejores condiciones para que lleguen a tu hogar en un punto perfecto para su consumo y puedas disfrutarlo con el mejor sabor y textura.
  • Color: el color del aguacate es el indicador más claro a la hora de determinar si un aguacate está maduro, aunque hay pequeñas variaciones en la piel según la variedad de aguacate. Normalmente si la piel está verde, el aguacate no está listo para consumir. Cuando el tono va de verde a morado oscuro, está listo para comer. Pero si nos encontramos con un aguacate muy negro, estará ya pasado.

 

  • Tacto: otra prueba para conocer la madurez de un aguacate es a través del tacto. Sujeta el aguacate en la palma de la mano y presiona ligeramente con los dedos. Si la piel no cede nada, el aguacate no está maduro. Por el contrario, si el aguacate está muy blando significa que está ya pasado. Si al apretar el aguacate se hunde levemente, está listo para su consumo.

 

  • Tallo: retirar el rabillo de la parte superior es otra manera de saber la maduración de un aguacate. Si lo puedes retirar con facilidad, el aguacate está listo para comer. Si no puedes quitarlo sin esfuerzo significa que al aguacate aún le faltan días de maduración. Y si al retirar el rabillo el color que vemos debajo es oscuro, significa que el aguacate ya está pasado.

 

Deseamos que estos consejos os sean de utilidad la próxima vez que vayáis a comprar aguacate. Recuerda ¡Si son aguacates Marielita, son buenos!